Theme Settings

Mode Layout
Theme color
Choose your colors
Background Color:
Reinicializar

.

QUESO DE SARAVILLO

La magia del Queso de Saravillo reside en su elaboración artesanal, la armonía y el respeto por las tradiciones. En el Pirineo aragonés, en la Comarca de Sobrarbe y en el Valle de Chistau se erige el pueblo de Saravillo, donde su dueño, Andrés, la fundó en el año 2000. Allí transformó la tradicional ganadería familiar de caprino en una iniciativa al servicio de la calidad, la tradición, el buen hacer e, incluso, el turismo. En la quesería reciben visitas que inician el recorrido observando cómo viven las cabras, de qué se alimentan y qué paisajes las rodean. Posteriormente pasan por una explicación sobre la elaboración de los quesos para terminar degustándolos. ¡Toda una experiencia!

Queso artesanal de Saravillo

Así, el Queso de Saravillo evoca un sabor que ya  sólo se encuentra  en las pequeñas queserías, donde la elaboración del queso  es un compromiso personal que va más allá de hacer un buen producto. Y eso se consigue si se hace como antiguamente, en armonía con la naturaleza y respetando las tradiciones, lo cual se refleja en el sabor de sus quesos del Pirineo aragonés.

La raza de las cabras es la murciana, alimentada con los más puros y naturales pastos de las altas montañas, siendo los prados de la montaña de Saravillo su alimento.

Debido a que la producción de leche de cabra en la propia explotación es actualmente insuficiente para la producción de queso y resulta imposible adquirir en la comarca leche de cabra, el queso que se elabora se mezcla con leche de vaca. Ésta se adquiere en una explotación legalizada, de total confianza, de vacas de raza frisona en Aguascaldas.

No se utilizan aditivos en su elaboración.

El Queso de Saravillo sólo se puede encontrar en determinados establecimientos ya que su producción es limitada. Así, este maestro quesero busca aquellas tiendas que den un trato adecuado al queso para que llegue en las mejores condiciones al consumidor.

Queso curado de vaca y cabra de Saravillo

Este queso artesano curado de vaca y cabra de Saravillo se elabora con leche pasteurizada, que es curada durante un tiempo de dos a cuatro meses. El porcentaje que estos quesos naturales llevan de grasa es únicamente del 26%.

Presentado en piezas de aproximadamente 550 gramos.

Queso de cabra semicurado de Saravillo

Este queso de cabra semicurado Saravillo está elaborado de forma artesana con leche pasteurizada de cabra, fermentos, conservador, lisozima, cuajo y sal. El periodo de curación es de hasta dos meses, consiguiéndose así su carácter semicurado.

Peso aproximado de 550 gramos.

Queso de vaca y cabra semicurado de Saravillo

Los artesanos de Queso de Saravillo elaboran este queso de vaca y cabra semicurado, cremoso de sabor suave y curado durante dos meses.

Pieza de 550g aprox.

Yogur de Cabra de Saravillo

Yogur de Cabra de Saravillo elaborado artesanalmente con leche de cabra.

Se vende individualmente en tarros de cristal